Para evitar sentirte como un náufrago en un mar de documentos y papeles mientras tramitas tu solicitud de nacionalidad, lo mejor que puedes hacer es contactar con un abogado de extranjería. Si confías el trámite a este profesional te asegurarás de que tu solicitud de nacionalidad no sea denegada por algún detalle al que, a prori, no has dado importancia. Un abogado de extranjería domina la materia y evitará que caigas en los errores más comunes de las personas que solicitan su nacionalidad sin ningún tipo de asesoramiento legal.

Ventajas de tramitar tu solicitud de nacionalidad a través de un abogado

Si enumerásemos las ventajas de cursar la solicitud de nacionalidad española a través de un abogado (es importante que esté especializado en el campo de la extranjería), estas serían algunas de las más importantes:

  • Un abogado especializado conoce la Ley de Extanjería de España a la perfección. Esto facilita que, si se cumplen los requisitos, el Ministerio de Justicia conceda la nacionalidad en el primer intento.
  • Domina tiempos y plazos para reunir toda la documentación requerida por dicho ministerio, así como para presentar oficialmente la solicitud de nacionalidad una vez se ha abierto el expediente digital.
  • El abogado de extranjería sabrá desde el primer momento qué documentación es necesario presentar en cada caso y cómo obtenerla con la mayor rapidez. Además, está al tanto de qué problemas suelen surgir o cuáles son los errores más frecuentes al recopilar esta documentación:
    • Pueden presentarse dificultades en el momento de justificar que el solicitante no ha salido de España más tiempo del permitido durante los años previos a hacer efectiva la solicitud (no podrán aplicar por incumplir el requisito de continuidad quienes superen los 6 meses en continuado -para los que acrediten una residencia de 10 años- o de 3 meses en continuado para el resto de los casos). Muchas veces, su pasaporte solo cuenta con sellos de salida del país pero no de entrada. Es importante pedir siempre el sello de entrada al regresar a España pero, en caso de no contar con él, un abogado sabrá a qué documentación alternativa recurrir (utilizando tarjetas de embarque o un certificado laboral del interesado) para demostrar la duración total de la salida y para que esta no sea una razón por la que denieguen la solicitud.
    • También pueden aparecer problemas con las traducciones juradas. Es imprescindible que sea un traductor jurado (y por lo tanto aprobado por el Estado) quien asuma la responsabilidad de traducir la documentación que ha sido redactada en otros idiomas. Una traducción realizada por cualquier otra persona, incluso tratándose de un filólogo o un traductor, puede no ser aceptada por el Ministerio de Justicia y costarte la nacionalidad.
  • Desde que el abogado puede presentar telemáticamente las solicitudes de nacionalidad, el proceso se ha vuelto mucho más ágil. Ahora, el abogado de extranjería tiene la potestad de subir a una plataforma digital del Ministerio de Justicia el expediente de cada solicitante, con toda la documentación exigida por el gobierno. El Colegio de Abogados de cada provincia canaliza todas las solicitudes presentadas por los abogados de la zona, revisando previamente toda la información que luego valoran los trabajadores del ministerio. En caso de que un expediente no reúna los requisitos, el Colegio de Abogados lo descartará antes de enviarlo a Justicia, evitando así colapsos en la recepción y valoración de solicitudes. Si dejas tu solicitud de nacionalidad en manos de un abogado obtendrás la resolución de forma ágil y mucho más rápida.

En caso de que quieras presentar tu solicitud de nacionalidad española con todas las garantías, llámanos o escríbenos un mensaje. Estudiaremos tu caso con atención e intentaremos que los trámites se completen en el menor tiempo posible.

Carlos Malvar
Tu Abogado de Extranjería



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *