La coalición formada por PSOE y Unidas Podemos, que se espera que sea apoyada por la mayoría del Congreso en el pleno de investidura que se celebrará entre los días 5 y 7 de enero, ha acordado una serie de mejoras para la población inmigrante en su pacto de gobierno. En el punto 5.10 del documento ‘Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España’, ambos partidos convienen reconocer la nacionalidad española a todos los descendientes de progenitores españoles nacidos en el extranjero en cualquier momento. Tal y como aparece en dicho escrito: “Estas personas podrán optar por la nacionalidad española en caso de que sus madres, padres, abuelas o abuelos adquirieran la nacionalidad del país de acogida”.

El preacuerdo también tiene en cuenta los casos de los exiliados que perdieron la nacionalidad durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. PSOE y Unidas Podemos señalan que se les reconocerá la nacionalidad con el fin de saldar “esa deuda”.

Este par de medidas, hasta ahora desarrolladas solo sobre el papel, plantean una serie de interrogantes que se despejarán cuando se pongan en práctica. De momento se desconoce qué recursos o servicios públicos utilizaría dicha coalición de gobierno para su puesta en marcha. Tampoco se ha especificado si estas solicitudes de nacionalidad deberán realizarse durante un periodo de tiempo concreto o a lo largo de los cuatro años de legislatura. Desde este despacho permaneceremos atentos a cualquier novedad o actualización que surja al respecto.

NACIONALIDAD ESPAÑOLA Y SANIDAD PARA LOS ASCENDIENTES

El acuerdo programático de PSOE y Unidas Podemos, comprometido asimismo con la “universalización” de la sanidad, estaría garantizando también el derecho a la protección de la salud a las personas ascendientes que llegan desde países extracomunitarios “reagrupadas por sus hijos e hijas con nacionalidad española”. Así lo avanzan en el punto 2.2.8 de un preacuerdo que, sin duda, ha tenido en cuenta a los inmigrantes nacionalizados en España.

Carlos Malvar
Tu Abogado de Extranjería

Imagen: Sergio Pérez / Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *